Lunes, 10 de Julio de 2017 | 2:09 pm

Empleado salvó a un niño de ser secuestrado y pero no imaginó nunca lo que le dirían en su trabajo

Dillon Reagan siguió al secuestrador mientras esperaba a la policía, acción que según la empresa viola las normas internas de la compañía.

Empleado salvó a un niño de ser secuestrado y pero no imaginó nunca lo que le dirían en su trabajo
Empleado salvó a un niño de ser secuestrado y pero no imaginó nunca lo que le dirían en su trabajo

 

Ante un delito no son muchas las personas que se atreven a intervenir con la finalidad de que este hecho no se concrete. Tal es el caso de Dillon Reagan, un joven de Oregon, Estados Unidos, que fue protagonista de un acto heroico, el que irónicamente le causó más de un dolor de cabeza.

Él joven junto a un compañero de trabajo socorrieron a una desesperada mujer que había sido asaltada por un hombre borracho, quien además secuestró a su pequeño hijo. Ante esta situación, ambos empleados de la tienda Home Depot decidieron llamar a la policía y concretar sus instrucciones, seguir a distancia al delincuente a la espera de que los agentes de seguridad realizaran la captura.

Tras ausentarse por 10 minutos de su empleo, siguiendo al secuestrador, la policía logró la detención con éxito, siendo Dillon pieza clave para poder resolver este crimen. Pero el chico no fue condecorado ni felicitado por sus superiores en la tienda, ya que contrario a esto, Reagan fue despedido a pesar de su valiente actuar.

Mira acá la publicación en la que el joven cuenta lo que ocurrió durante ese tenso momento:

"Actualización:

El viernes antes del día de la madre, estuve involucrado en un intento de secuestro en mi lugar de trabajo.

Una mujer había sido asaltado y su hijo había sido secuestrado por un hombre borracho y violento que estaba haciendo un rápido escape con el niño en sus brazos.

Mi compañero y yo llamamos a la policía y seguimos sus instrucciones de seguirlo a distancia para asegurarnos de que pudieran encontrarlo cuando el servicio de la brigada llegara a la escena.

Debido a las acciones de mi compañero de trabajo y a mí mismo, ese niño fue rescatado de su secuestrador y el hombre fue arrestado en el acto.

Hoy, Home Depot puso fin a mi empleo.

Me despidieron por detener a un secuestrador de secuestrar con éxito a un niño".

Según manifestó el departamento de recursos humanos de la tienda, el joven no cumplió con las normas internas en materia de seguridad establecidas por la compañía, lo que para mala fortuna de Reagan y a pesar de su buena acción en dicho momento, era causal de ser removido de sus funciones.

Mira la carta de despido entregada por la compañía a este chico calificado como "héroe" por los demás usuarios de las redes sociales:

19601373_10155105854569442_3169937872687280973_n

"Usted ha sido empleado de THE HOME DEPOT hasta el 19 de junio de 2017, cuando fue despedido por prestar asistencia a la policía a la hora de evitar un secuestro. Este acto no representa una violación voluntaria o deliberadamente negligente a las normas de comportamiento que una empresa tiene derecho a esperar de un empleado.

Usted no fue despedido por mala conducta relacionada con el trabajo".

Luego de que el valiente chico hiciera pública las razones por las que la compañía lo desvinculó de sus funciones, desde el departamento de recursos humanos de dicha empresa se comunicaron nuevamente con él para ofrecerle ser restablecido en su empleo, aludiendo a problemas de comunicación interna, causas que provocaron su despido. Ante esta oferta, sumado al pago de sus prestaciones y no sufrir represalias, Reagan decidió aceptar la propuesta aludiendo que era la mejor opción.

"Hace unos minutos, envié un último correo electrónico aceptando su oferta para restablecer mi empleo. Sigo dudando y cauteloso de volver, pero siento que esta es la elección correcta", manifestó el joven en su cuenta de Facebook.

¿Qué te pareció esta información? Cuéntanos en los comentarios.

Fotos: Dillon Reagan - Facebook



pixel

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios