viernes 20 de noviembre 2020

El extraño caso de los niños inmunes al Covid-19 sin haber dado positivo

Tres niños de una familia desarrollaron una respuesta inmune tras la exposición crónica al virus de sus padres.

Todo parece indicar que es posible desarrollar protección frente al coronavirus sin haber estado enfermo. Y es que tres niños de una familia desarrollaron una respuesta inmune al Covid-19 después de la exposición crónica al virus de sus padres.

La investigación, dirigida por el Instituto de Investigación Infantil Murdoch (MCRI) y publicada en Nature Communications, indica que a pesar del contacto cercano con padres infectados y sintomáticos, los niños, incluido un pequeño que compartía la cama con los padres, dieron negativo en repetidas ocasiones en las pruebas para Covid-19.

En comparación con los adultos, los niños tienen una infección muy leve o asintomática; sin embargo, actualmente, las diferencias entre las respuestas inmunes de niños y adultos al virus siguen sin estar claras.

El estudio analizó el perfil inmunológico de esta familia de cinco personas. Antes de que la pandemia se estableciera en Australia, los padres asistieron a una boda sin sus hijos. Al regresar, desarrollaron tos, congestión nasal, fiebre y dolor de cabeza, y todos los miembros de la familia fueron incorporados inmediatamente para participar en una investigación.

El equipo de investigadores obtuvo muestras de toda la familia que incluían sangre, saliva, hisopos de nariz y garganta, heces y orina cada 2-3 días. Los científicos encontraron anticuerpos específicos de Covid-19 en la saliva de todos los miembros de la familia. El equipo realizó un análisis cuidadoso de los diversos subconjuntos de células inmunes y tipos de anticuerpos, mostrando que los niños desarrollaron una respuesta inmunitaria que potencialmente contenía el virus. «El niño más pequeño, que no mostró ningún síntoma, tuvo la respuesta de anticuerpos más fuerte«, dijo Melanie Neeland, parte del equipo médico.

Pero, a pesar de la respuesta activa de las células inmunitarias en todos los niños, los niveles de citoquinas, mensajeros moleculares en la sangre que pueden desencadenar una reacción inflamatoria, permanecieron bajos. «Esto era consistente con sus síntomas leves o nulos», explicó.

Sin embargo, aunque todos los miembros de la familia se recuperaron por completo sin requerir atención médica, «no podemos asegurar cuánto tiempo, si es que lo hacían, estarían protegidos de una reinfección», comentó Shidan Tosif, quien encabezó el estudio.

En este sentido, Nigel Crawford cree que el estudio plantea la posibilidad de que, a pesar de la exposición crónica, el sistema inmunológico de los niños les permitió detener efectivamente la replicación del virus dentro de sus células.

Foto: Instituto de Investigación Infantil Murdoch.

Cerrar