miércoles 01 de diciembre 2021

El policía que terminó el famoso show de The Beatles en la azotea dice que no se arrepiente

"No me gustaron mucho The Beatles cuando se volvieron un poco Hare Krishna", dijo en una reciente entrevista el policía, actualmente de 77 años.

El oficial de policía que detuvo a The Beatles en el famoso concierto de la azotea, el 30 de enero de 1969, dice que está contento con cómo se enfrentó a la situación.

Ray Shayler era un agente de policía de 25 años con tres de experiencia cuando dirigió un equipo de cuatro policías para investigar los informes de un disturbio en la sede de The Beatles en Savile Row, en Londres, como se ve en el documental de 1970 de Michael Lindsay-Hogg, «Let It Be», y la nueva serie documental de Peter Jackson, «Get Back».

No sabía que Lindsay-Hogg esperaba la presencia de la policía e instaló un espejo de dos vías en el vestíbulo del edificio para seguir los procedimientos. Algunos de los operadores de cámara en el techo de Apple Corps también habían recibido instrucciones de filmar a los oficiales en acción.

«No diría que soy fan», dijo Shayler al Daily Mail en una nueva entrevista. «No me gustaron mucho The Beatles cuando se volvieron un poco Hare Krishna, pero teníamos algunos discos y LP de ellos en casa. Me gustó su música. Pero cuando subí al techo, tenía un trabajo que hacer y pensé: ‘Bueno, tenemos que intentar detener esto'», agregó.

Cuando llegó, Shayler dijo que los miembros de la banda «como que nos miraron y continuaron con lo que estaban haciendo». Habló con el gerente de ruta, Mal Evans, y le dijo que «por mucho que apreciara lo que estaban haciendo, no podía suceder más, ya que estaba constituyendo una ruptura de la paz».

Shayler le preguntó a Evans «cuánto tiempo iba a durar. Él dijo: ‘Una canción más’, así que le dije: ‘Es mejor que te cuelguen por una oveja que por un cordero. Sigue con eso y luego se detiene. Fue una discusión; nunca se calentó».

Ahora con 77 años y jubilado, Shayler dijo que el incidente fue tan discreto que «ni siquiera pensó en registrarlo en papel».

«Alguien me preguntó cómo me sentía siendo el hombre que detuvo el concierto de The Beatles, pero yo no diría que eso fuera cierto», agregó Shayler.

«No detuve a The Beatles. Simplemente sugerí que sería una buena idea si no continuaban. Si The Beatles se hubieran enojado o estuvieran decididos a seguir adelante, entonces las cosas podrían haber sido diferentes. Pero esa no era la forma en que trabajábamos en esos días, y siempre traté de resolver los problemas sin arrestar a la gente», cerró.

Foto: Captura.

Créditos :

Cerrar